BILLETES ESPAÑOLES


Los billetes llegan a España un poco tarde con relación a otros vecinos europeos, no fue hasta finales del siglo XVIII, para ser exactos no es hasta el año 1783  cuando aparecen fechados los primero billetes emitidos por el Banco de San Carlos, predecesor del Banco de España, de allí todavía queda un largo camino por recorrer en materia de seguridad hasta que se imprime el primer billete en el que se utilizan varias tintas como medida de seguridad.

Este primer billete se imprime en Londres y es en 1868 cuando comienzan a funcionar los primeros talleres propios del Banco de España, este avance no llega a consolidarse por varias razones hasta más adelante. Para satisfacer la creciente demanda y cumplir con la legislación de  1874 los talleres de imprenta del Banco de España comparte con otras fábricas de billetes. Este primer taller funciona de esta manera hasta 1925.

Pero realmente el proveedor de billetes para el territorio español es la casa “Wradbury Wlkinson and Company” de Londres en el período de 1906 hasta 1936. Así como las monedas,  los billetes pueden ser considerados elementos de difusión de cultura, ya que en ellos se comenzaron a imprimir los rostros de famosos artistas, letrados y personajes relevantes para la cultura, utilizándose como homenaje en algunos casos y como propaganda en otros.

En esta categoría podemos agrupar el billete clásico considerado a aquellas emisiones realizadas años antes del Siglo XIX y los primeros años del Siglo XX, este largo período de la historia marca el inicio del uso del papel como medio de pago con diferentes consideraciones desde los vales hasta lo que conocemos hoy como billetes.

También se conoce la época de los billetes de Alfonzo XIII, el hecho más resaltante fue la transición entre el escudo republicano y la peseta. Los billetes con la denominación de pesetas comenzaron a circular el 01 de julio de 1874, un momento decisivo para lograr uno de los principales objetivos del Banco de España la distribución de los billetes en todo el territorio, bajo la única tutela del Banco.

Durante la Segunda República la emisión de billetes también sufrió cambios que aunque fueron paulatinos marcaron grandes diferencias con los billetes de las tres primeras décadas del Siglo XX. Cuando se produce el decreto del 23 de julio de 1931 se pretendía que las próximas emisiones tuvieran incluidas referencias a símbolos republicanos, en representación del nuevo sistema, haciendo desaparecer imágenes que evocaban a la iglesia o a la monarquía.

Es importante destacar que no solo existieron los billetes emitidos en España por el Banco de España, también son reconocidos los billetes que circularon en las colonias españolas de Filipinas, Santo Domingo, Cuba y Puerto Rico, desde 1803 hasta 1909, aproximadamente, situación que perduró hasta que cada uno alcanzó la independencia.

Y por último la historia del billete español, pasa los cambios en su diseño, imágenes, calidad del papel y sistemas de seguridad a partir del periodo considerado como el Estado Español, pasando posteriormente por el reinado de Juan Carlos I, hasta llegar a sus emisiones que conocemos hoy en día del billete de Euro.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de navegación.
Aceptando este aviso, estás aceptando nuestra política de
cookies. Puedes consultar nuestras políticas en este enlace.