BILLETES BANCO DE ESPAÑA


Durante el periodo comprendido entre los años  1874 y 1873, el Banco de España se constituyó en  el único ente emisor autorizado, un decreto ley de fecha 01 de marzo de 1874 le confiere la responsabilidad de llevar la distribución de los billetes a todo el territorio, misión a la que apenas se acerca en el año 1884 cuando alcanza a reunir unas 47 sucursales.

El Banco de España atraviesa varios períodos bien marcados y es testigo de los cambios en la denominación de la moneda, de reales a escudos y de escudos a pesetas, cada emisión de billetes y cada época histórica marca de alguna manera la emisión de billetes.

El Ministerio de Hacienda es el encargado de conferir al Banco de España el monopolio de la emisión de billetes en 1874, para ese momento el Banco obtuvo ese privilegio a cambio de un sustancioso crédito para el gobierno que estaba inmerso en grandes problemas financieros.

Los bancos provinciales tuvieron la posibilidad de elegir entre sumarse al Banco de España y a actuar como sucursales de este o seguir funcionando como banca comercial sin poder emitir billetes propios. A diferencia de Japón,  Estados Unidos de América y algunos países europeos los billetes españoles no tuvieron como único patrón de cambio al oro.

Estos primeros billetes emitidos a partir del 01 de julio de 1784 tenían valores de 25, 50, 100,500 y 1000 pesetas, esta emisión de billetes, que fue la primera en la que el Banco de España tenía la exclusividad de emisión, fue de apenas unos dos millones de billetes. Posteriormente en 1898 algunas monedas como la de cinco  pesetas fueron sustituidas por billetes.

Este periodo se caracteriza por la búsqueda de proveedores idóneos sobre todo en lo relaciona do con la seguridad de los billetes, después de breves intentos con casa americanas y de producción propia en los talleres del banco, pero algunas fallas hacen que se decidan por la casa británica Bradbury Wilkinson and Company el único proveedor durante todo el periodo.

También durante esta época se consigue finalmente  generar un sistema monetario confiable y estable, se llega incluso a contar con las reservas necesarias para enfrentar cualquier vicisitud.

La segunda época del Banco de España está marcada por la República se realizan nuevas emisiones marcadas por los símbolos y emblemas relacionados con la Republica y también debe coordinar las acciones para el estampillado de los billetes anteriores a 1931.

Durante la Guerra Civil las divisiones se manifestaron también en los billetes que debieron ser de nuevo estampillados, cada bando tenía sus billetes y prohibía en sus territorios la circulación del bando contrario fue una época de billetes provisionales.

No es hasta el 13 de marzo de 1942 que se promulga la ley que reunificara al Banco de España, con la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre como única proveedora de billetes y en medio de la II Guerra Mundial con mucho esfuerzo se logró abastecer al público con billetes e incluso contar con una reserva.

Encuentre el billete que busca

Categorías

Resetear este grupo

Subcategorías

No hay opción disponible en este grupo

Temática

No hay opción disponible en este grupo

Precio

15,00 € - 130,00 €

Usamos cookies para mejorar la experiencia de navegación.
Aceptando este aviso, estás aceptando nuestra política de
cookies. Puedes consultar nuestras políticas en este enlace.