MONEDA ANTIGUA


Los primeros ejemplares de moneda se remontan a lo que hoy conocemos como Turquía.

Una ciudad llamada Lidia fue la primera en acuñar monedas con carácter oficial para ser cambiada por bienes, la expansión por occidente no se hizo esperar y pronto circularon por todo el territorio de la actual Europa monedas fabricadas generalmente en metales preciosos con distintas características que representaban la cultura del pueblo que las acuñaba.

Son categorizadas como monedas antiguas las monedas que llegaron a circular y que representan los primeros medios de pago de grandes civilizaciones como la romana, bizantina, ibérica, árabes y griega.

Entre las monedas más representativas de la categoría monedas antiguas podemos describir las siguientes: 

Romana: fueron usadas desde mediados del siglo III a. C. hasta mediados del siglo III d. C, derivan de la moneda griega, siendo las más conocidas el áureo, denario, sestercio, dupondio y el as.

Ibérica: comenzaron a acuñarse bajo la influencia del imperio romano y el griego. Se acuñan monedas mayormente foráneas en distintas épocas relacionadas con los pueblos invasores del territorio como griegos, semitas, indígenas y romanos.

Hispano Árabe: las monedas acuñadas bajo la influencia árabe en la península ibérica tienen características propias muy diferenciadoras del resto de las monedas circulantes el dinar, dírhem y feluses son los nombres por las que se reconocen las piezas en este grupo.

Bizantina: el Imperio Bizantino tiene una larga lista de monedas cuyas características varían en función del periodo histórico, las monedas más representativas de las muchas que se acuñaron son solidus y follis.

Visigodas: el triente o tremisis fue la moneda representativa de este periodo histórico, su característica principal y más reconocida fue su preferencia por el oro para la acuñación. En cuanto a su diseño se mantuvo el estilo de imperio romano, sólo con pequeñas diferencias como la aparición de la cruz, la corona y la palma. 

Griega y otras: en Grecia circulaban monedas en grandes cantidades y estas destacaron por lo refinado de su estética y los avances en su calidad técnica de fabricación. Se conocen tres períodos arcaico, clásico y helenístico, siendo el óbolo, dracma y tetradracma los valores más representativos. La influencia de la moneda griega se extendió a grandes territorios y otros sistemas monetarios.

Las distintas civilizaciones y su conquista de sectores de la península ibérica definen en gran medida las características económicas, comerciales y monetarias del período clásico.

Todas las monedas antiguas disponibles en esta categoría son fieles representantes de los diferentes períodos y cecas por las que fueron acuñadas, cada pieza está identificada de acuerdo al nombre, peso y material de acuñación, con claras referencias a su estado de conservación.

El valor de las piezas de la serie de monedas antiguas lo determinan distintos aspectos relacionados con su disponibilidad en los mercados, la época de fabricación y ciertas características de unicidad. 

La categoría de monedas antiguas incorpora probablemente más que ninguna otra categoría el origen y las más grandes influencias en la fabricación y consolidación de otros sistemas monetarios en el mundo entero, de gran valor numismático para coleccionistas. 

Filtre entre más de 4500 referencias

Categorías

Resetear este grupo

Precio

10,00 € - 1.205,00 €

Metal

Periodo

Emperador

Usamos cookies para mejorar la experiencia de navegación.
Aceptando este aviso, estás aceptando nuestra política de
cookies. Puedes consultar nuestras políticas en este enlace.