CHECA- REPUBLICA


La República Checa es una nación bastante joven, aunque con bastante historia, de aquí que la evolución de su moneda resulte también corta, la moneda oficial es la Corona Checa (Kč), se divide en 100 haléřů (h) que proviene de la corona austriaca y de la corona checoslovaca, la disolución de la República Checoslovaca en 1993 da paso a la creación de una nueva república y con ella a una nueva moneda. 

Como parte de la historia previa a la separación acordada de lo que ahora se conoce como la República Eslovaca, ambas naciones compartieron en el siglo XIX la corona austrohúngara y posteriormente la corona checoslovaca, ambas historias están íntimamente ligadas por siglos, así como también sus sistemas de intercambio comercial.

En el año 1993 con la separación, la República Checa se ve en la obligación de organizar todas sus instituciones y crear aquellas relacionadas con la emisión e impresión de billetes, así nace el Banco Nacional Checo, que ejerce las funciones propias de un banco central, su sede está en Praga. El Banco nacional Checo es el encargado exclusivo de emitir billetes y monedas, además de garantizar su circulación.

Las denominaciones en circulación de la corona checa son de 100, 200, 500, 1.000, 2.000 y 5.000 (Kč), los billetes en circulación han tenido varias series de emisión que se han mantenido con muy pocas variaciones en su historia.

En un primer momento circularon billetes con denominaciones de 20 y 50 coronas checas (Kč) que posteriormente fueron sacados de circulación, la mayoría de los billetes emitidos en 1993 ya salieron de circulación aunque pueden ser canjeados en las sucursales del Banco Nacional Checo. La última emisión de billetes data del año 2018 y que salieron en circulación en 2019.

Los billetes de corona checa (Kč), en circulación, aparecen distintos personajes. El anverso de los billetes muestra las efigies de personajes locales que han sido relevantes en su historia antigua y reciente, figuran reyes, escritores, pedagogos y políticos, mientras que en el reverso de los billetes pueden verse diferentes imágenes como pieza central y algunos símbolos más pequeños relacionados con el personaje del anverso. 

Las medidas de seguridad incluyen impresión offset y calcográfica, filigrana, hilo de ventana, fibras coloreadas, registro de adelante hacia atrás, imagen latente, tinta que cambia de color, tira iridiscente y microtexto. Los billetes son de diferentes dimensiones, siendo el más grande el de 5.000 (Kč).

Con ocasión del centenario de la creación de la corona checoslovaca en 2019 se emite un billete conmemorativo de 100 (Kč). Así como también,  el diseño del billete de 1.000 (Kč) fue premiado en 2008 como el mejor billete nuevo otorgado por la Asociación Internacional de Asuntos Monetarios, este premio reconoce el diseño y la calidad de los elementos de seguridad de los billetes.

La República Checa se hace miembro de la Unión Europea en el año 2004, pero aún no ha adoptado el Euro como su moneda, sus habitantes y autoridades consideran a la corona checa una moneda fuerte y sólida. 

Encuentre el billete que busca

Categorías

Resetear este grupo

Subcategorías

No hay opción disponible en este grupo

Temática

Precio

10,00 € - 15,00 €

Usamos cookies para mejorar la experiencia de navegación.
Aceptando este aviso, estás aceptando nuestra política de
cookies. Puedes consultar nuestras políticas en este enlace.