ESTADO ESPAÑOL (1936-1975)


El estudio numismático está íntimamente ligado a la historia de un país, las distintas etapas de la historia política y económica de España se ven reflejadas en sus monedas.

Durante el Estado Español algunos hechos relevantes y significativos dejaron su huellas en las monedas que se acuñaron, quizás el más relevante de estos fue la definitiva adopción del sistema fiduciario, en el que las monedas ya no tenían valor en función al metal en que estaban fabricadas.

Los primeros años estuvieron marcados por la presencia de grandes cantidades de papel moneda y la retirada de las antiguas monedas de plata, pronto surgiría la necesidad de equilibrar el mercado monetario, para lo que se procedió a autorizar la acuñación de nuevas monedas. 

Paralelamente a este proceso interno pronto también la II Guerra Mundial contribuye a la escasez de materiales para la fabricación de monedas, por lo que esta situación crítica en el abastecimiento de monedas duraría hasta mediados de los años cincuenta.

En 1947 mediante la Ley de Sucesión a la Jefatura del Estado se declaró a España como Monarquía representativa y al General Franco como Jefe Vitalicio el Estado, esta ley acelera los cambios que se reflejan en la moneda al incluir una imagen de este en el anverso. 

Las políticas monetarias apuntaban a fortalecer la economía, se aspiraba a volver a la plata, pero las condiciones internas y externas no estaban dadas para hacerlo.

Al producirse la recuperación de las relaciones diplomáticas con E.E.U.U, Francia e Inglaterra y la incorporación en la ONU, las cosas comenzaron a mejorar y en 1957 se puso en marcha el Plan de Estabilización en estrecha relación con el Fondo Monetario Internacional que implicaba la devaluación de la peseta, siendo estos los primeros pasos para lograr el desarrollo económico que se alcanzaría a partir de los años sesenta.

Durante estos períodos se llegaron a producir dos series de monedas que obviamente estuvieron ligadas a los distintos estadios de desarrollo de la economía. En la primera serie se experimentaba con distintas aleaciones y se tuvo que lidiar con problemas de existencia de la materia prima para la fabricación y con la demanda de materiales como el níquel para otros usos.

Ya en la segunda serie se consolidan las aleaciones propias y los diseños de las monedas, dando paso a monedas de calidad, duraderas y con diseño moderno, con denominaciones más acordes a la realidad económica y acompañadas de un cono monetario en billetes, que produjo transacciones comunes mucho más sencillas de lo que fueron en la primera fase del mandato del caudillo.

La moneda de cien pesetas fabricada en plata de 1966, intentó mostrar al mundo la fortaleza del sistema económico español, siendo utilizada como propaganda en plena época de expansión económica y de desarrollo del país.

Con la muerte de Francisco Franco en 1975 se produce un proceso de transición sin mayores complicaciones en la que el sistema monetario anterior siguió vigente y se mantuvieron las características físicas de las monedas.

Filtre entre más de 4500 referencias

Categorías

Resetear este grupo

Precio

0,00 € - 2.105,00 €

Metal

Temática

Usamos cookies para mejorar la experiencia de navegación.
Aceptando este aviso, estás aceptando nuestra política de
cookies. Puedes consultar nuestras políticas en este enlace.