ESTADO ESPAÑOL - 50 Pts


La moneda de 50 pesetas corresponde a la segunda serie emitida por el franquismo entre los años 1957 y 1975, durante este período la integración de España al sistema internacional del que había sido apartada durante la II Segunda Guerra Mundial se ha consolidado e internamente comienza un despertar económico haciéndose ajustes para el crecimiento y el desarrollo.

Desde 1949 se había comenzado un proceso de desmonetización de algunas monedas de amplio uso debido al aumento del valor del níquel en los mercados internacionales que hacía que se acapararan las monedas para fundirlas. 

Solucionar este problema requirió de reanudar pruebas de aleaciones que le tomó a la Fábrica Nacional de la Moneda y el Timbre varios años.

Con la Ley de 26 de diciembre de 1957 se autoriza la acuñación de nuevas monedas, en esta ocasión en denominaciones de 5, 25 y 50 pesetas, esta última era la primera vez que se acuñaba con ese valor.

Con la precaución de utilizar en su fabricación un porcentaje de níquel que les aportara dureza y durabilidad pero sin que fuese tan alto como para estimular su fundición se decidió por usar 75% de cobre y 25% de níquel. 

El anverso de esta serie de tres monedas se grabaría el busto de Franco conocido popularmente como “el cabezón” que había modelado el escultor Mariano Benlliure, la ya conocida frase General Francisco Franco Caudillo de España por la G. de Dios y dos puntos grabados rodeando el año de la serie.

Para el reverso de las monedas se utilizaría el renovado diseño del águila de San Juan en diagonal con actitud de emprender el vuelo, sosteniendo el águila el Escudo de Armas en un formato más reducido, este innovador diseño considerado moderno en ese momento fue obra de Teodoro Miciano. 

También en el reverso para identificar la ceca de Madrid aparece una estrella de seis puntas con la cifra que representa en año en que se aprueba la acuñación. Cada serie cambiaría el año en la estrella para indicar cuándo fueron acuñadas.

En la moneda de 50 pesetas y en la de 25 pesetas se vuelve a grabar en el canto de cada una la frase UNA*GRANDE*LIBRE, que había dejado de usarse y es justamente un error de grabado en algunas de las monedas de 50 pesetas lo que más atractivas las hace para los coleccionistas.

El montaje equivocado de una virola intercambia el orden de la frase dejándola en UNA*LIBRE*GRANDE, sólo algunas piezas tienen este error haciéndola más valiosas. Las monedas de 50 pesetas se acuñaron como ya se mencionó en cuproníquel una aleación resistente y duradera, esta moneda tuvo un peso de 12,5 gr y 30 cm de diámetro.

En 1958 se celebró en Barcelona la I Exposición Iberoamericana de Numismática y Medallística, para esta exposición se acuñaron una serie de monedas de 50 y 25 pesetas especiales que se identificaban porque en el reverso se graban las letras BA sustituyendo la estrella.

Filtre entre más de 4500 referencias

Categorías

Resetear este grupo

Precio

0,00 € - 60,00 €

Metal

Usamos cookies para mejorar la experiencia de navegación.
Aceptando este aviso, estás aceptando nuestra política de
cookies. Puedes consultar nuestras políticas en este enlace.