ESCOCIA


En Escocia la moneda de circulación oficial es la libra esterlina o también llamada Great Britain Pound, dividida en 100 peniques. A pesar de estar adheridos a la moneda del Reino Unido desde 1707, Escocia cuenta con tres sucursales bancarias que emiten sus propios billetes de libra escocesa, cuyas denominaciones son las mismas que la esterlina y su circulación está limitada por no considerarse técnicamente legal, quedando su circulación como “letras de cambio” en el banco.

El primer banco escocés data para 1695, llamado Bank of Scotland, siendo para este momento la moneda escasa y valor cambiante en función a otras monedas sólidas como las de Holanda, Inglaterra o Francia, esta institución fue una de las primeras en comenzar con la impresión de papel moneda.

Posteriormente con la fundación del Royal Bank Scotland, se emite rápidamente la siguiente serie de billetes escoces en 1727, cuyas denominaciones fueron de 20 chelines, £5, £10, £20, £50 y £100 (libras). En un principio circularon como notas de banco, pagaderos a la vista en el banco de Edimburgo, todos en color negro hasta 1777 que se le agrega un rectángulo de color azul y la efigie del rey en rojo, impresos en una cara. Simultáneamente surgieron pequeñas entidades bancarias, que emitieron también notas con diferentes denominaciones.

Los billetes fueron una parte crucial en la historia monetaria de Escocia, llegando a tener una mayor circulación que las monedas metálicas, para los siglos XVIII y XIX,  tal fue que los principales retos de la época fue evitar la falsificación, por lo que además de impartir fuertes castigos para los falsificadores, se agregaron elementos de seguridad sofisticados como marcas de agua, sellos en relieve y la firma del cajero. 

Tras algunos desacuerdos con los impuestos y cambios en la emisión de billetes con Inglaterra, en 1845, se promulga la ley que regula la emisión de billetes de los bancos escoceses, siendo los principales emisores Union Bank Scotland, North of Scotland Bank, Commercial Bank of Scotland y British Linen Bank, que posteriormente fueron absorbidos por las tres entidades bancarias oficiales en Escocia.

 

Los billetes de libra escocesa comparten algunas características similares con las libras esterlinas, siendo el color una de ellas, azul para el billete de £5, marrón para el de £10, morado el de £20, el color verde para el billete de £50 siendo este el único que se diferencia de la libra esterlina y por último el de £100 de color rojo. Al igual que las dimensiones se conservan iguales 125mm x 65mm. 

Los billetes de libra escocesa de banco de escocia, que llevan como figura única en su anverso la efigie de Sir Walter Scott, en conmemoración por la campaña que le retuvo el derecho a Escocia de emitir sus propios billetes. Han emitido varias series, entre ellas la tricentenario donde cada nota en su reverso se incluyen viñetas alusivas a la educación, turismo, petróleo, energía, arte y cultura. A partir de 2007, se representan las imágenes de los puentes de Escocia, la primera serie vigente hasta el 2015, cuando se cambia el material a polímero. 

Encuentre el billete que busca

Categorías

Resetear este grupo

Subcategorías

No hay opción disponible en este grupo

Temática

Precio

10,00 € - 30,00 €

Usamos cookies para mejorar la experiencia de navegación.
Aceptando este aviso, estás aceptando nuestra política de
cookies. Puedes consultar nuestras políticas en este enlace.