ESTADO ESPAÑOL -10 Centimos


Posterior a la Guerra Civil en la España de 1939, el general Francisco Franco comenzaría a ejercer el poder del Estado Español hasta su muerte en 1975, el primer período de su gobierno está marcado por una división monetaria entre lo que serían las monedas emitidas por cada uno de los bandos, durante la guerra se emitieron cantidad de monedas y billetes de una y otra parte.

En 1940 cuando Francisco Franco decide recaudar todas las monedas fabricadas en metales preciosos para sustituirlas por aleaciones más económicas, quedaría marcado el inicio del valor fiduciario de la moneda en España.

Una de las primeras monedas en sustituirse por aluminio fue la de 0,10 pesetas o 10 céntimos de peseta, que junto a la de 0,05 pesetas fue diseñada y grabada en Madrid por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), su diseño se le atribuye a Carlos Mingo quien para la fecha era el jefe de grabado, la inspiración para el diseño se centra en las antiguas monedas ibéricas en las que aparecía representado un jinete a caballo empuñando una lanza.

La moneda de 10 céntimos de peseta de aluminio tiene representada la imagen del jinete con la lanza en el anverso y en el reverso el escudo de armas junto al valor facial de la moneda en números. 

El peso de esa moneda era de 1,90 gramos y su diámetro de 23 mm, al igual que la moneda de 0,05 pesetas su canto era estriado. Todas las monedas con denominación de 10 céntimos reciben el nombre coloquial de “perras gordas” desde que en 1870 se acuñó una moneda con este valor que tenía representada en su parte posterior al León de Castilla, que era confundido con un perro por la población.

Las acuñaciones sucesivas con esta denominación seguirían llamándose coloquialmente de esta manera. 

Aun cuando el valor de la moneda era bastante insignificante se utilizaron de manera continuada por mucho tiempo debido a la escasez de alternativas de pago más acordes con la situación económica de la época.

Tanto las monedas de 5 céntimos como las de  10 céntimos de peseta tienen como fecha de acuñación los años 1940 y 1941, pero realmente se pusieron en circulación a partir de 1943.

La poca durabilidad del material en que fueron acuñadas hizo que las monedas se deterioran fácilmente, el aluminio se desgastaba y se oxidaba con facilidad, aun así se acuñaron nuevamente en 1945 y 1953.

En 1959 se emite una nueva serie de monedas de 10 céntimos de peseta esta vez con la imagen de Francisco Franco en el anverso junto al texto “Francisco Franco Caudillo de España por la G. de Dios” y la fecha de acuñación y el valor facial rodeado de ramas de olivo en el reverso, también fueron fabricadas en aluminio, con un diámetro de 17,50 mm y un peso de 0,80 gr. El grabado del busto del caudillo se le atribuye a Mariano Benlliure.

Se calcula que se emitió una tirada de unos 9.000.000 de ejemplares de esta moneda.

Filtre entre más de 4500 referencias

Categorías

Resetear este grupo

Precio

0,00 € - 265,00 €

Metal

Usamos cookies para mejorar la experiencia de navegación.
Aceptando este aviso, estás aceptando nuestra política de
cookies. Puedes consultar nuestras políticas en este enlace.